Envíos gratis a partir de $8000 Atención especial a Fumigadores Compras Mayoristas: 113669 5551
¿Necesitás un servicio de Control de Plagas?

Tte. Gral. J. D. Perón 1519 - CABA * Lunes a viernes de 9 a 17 hs *

WHATSAPP: 11-3669-5551
Llamadas:
Buenos Aires 11 5263 5083 
Interior del país 0800 220 0083

Productos

El "abc" de los plaguicidas.

El "abc" de los plaguicidas.
Conceptos básicos de toxicología y el control de plagas que el fumigador y el usuario final deben conocer. Un aporte para comprender que la mejor herramienta para combatir las falacias en torno al tema, es la información científica despojada de prejuicios y cercos ideológicos así como conocer Todo para insectos.

Conceptos básicos de toxicología y el control de plagas. Un aporte para comprender que la mejor herramienta para combatir las falacias en torno al tema, es la información científica despojada de prejuicios y cercos ideológicos.


Hace ya varios siglos, el médico suizo Paracelso señaló que cualquier sustancia puede ser un veneno. "La dosis determina que una sustancia sea o no un veneno", escribió Paracelso.Esta afirmación vale para cualquier sustancia. Los médicos recomiendan tomar un vaso de vino por día, porque esa cantidad tiene un efecto benéfico sobre el organismo; sin embargo, el efecto de tomar cuatro litros diarios de vino será perjudicial para la salud.En dosis bajas, la vitamina A mejora la vista y la piel, pero si se consume en dosis altas puede causar efectos tóxicos como náuseas, problemas en el hígado y decoloración de la piel. Hasta el agua, tomada en cantidades excesivas, puede producir la muerte de una persona.


Pero la dosis no es lo único que determina la toxicidad de una sustancia. Una misma dosis puede no producir efectos en un adulto saludable, pero sí en un niño o en una persona enferma. La toxicidad depende de la edad, el peso corporal, el sexo, la salud y el estado nutricional de las personas. También depende de las condiciones ambientales (por ejemplo, la temperatura); del tipo de exposición (única o repetida, corta o larga) y de la vía de ingreso al organismo (oral, respiratoria, a través de la piel). 

En caso de los plaguicidas, siempre se deben respetar las recomendaciones de uso establecidas por el fabricante. Nunca hay que aumentar la dosis o la frecuencia de aplicación, ni siquiera cuando el plaguicida falla. Si se aplica más insecticida que lo recomendado, aumenta el riesgo para las personas y los organismos que no son plagas, se incrementa la contaminación ambiental y se agrava el problema de la resistencia de los insectos a los insecticidas. 

Insecticida Natural o sintético.Hay anuncios que destacan el origen natural de los productos que publicitan y afirman, en forma directa o indirecta, que por ser naturales son más seguros o saludables que los productos sintéticos. Las sustancias de origen natural no siempre son más saludables o inofensivas que las sustancias sintéticas (elaboradas artificialmente). La verdad es que las propiedades de las sustancias no dependen de su origen, sino de su estructura química. El efecto que producen en los seres vivos tampoco depende de su origen, sino de factores como la edad, el estado de salud y la dosis recibida.Muchas sustancias de origen natural son mucho mas tóxicas que cualquiera de los plaguicidas en uso. Por ejemplo, la nicotina que contienen los cigarrillos, o el arsénico presente en el agua que beben millones de personas en todo el mundo (incluidos muchos argentinos). Los insecticidas de origen natural, deben ser usados con las mismas precauciones que los de origen sintético.


La naturaleza inspiraLa naturaleza ha servido de inspiración para fabricar sustancias útiles para los seres humanos, incluso plaguicidas. Buna parte de los plaguicidas que se usan en todo el mundo son derivados sintéticos de susancias de origen natural. En estos casos, la estructura química de la sustancia natural sirvió como punto de partida para fabricar nuevos productos.El objetivo general ha sido obtener sustancias que sean muy tóxicas para los insectos, pero poco tóxicas para los seres humanos y otros organismos.


Peligro no es sinónimo de riesgo.La peligrosidad de una sustancia es uno de los factores que se deben tener en cuenta para estimar el riesgo toxicológico que implica el uso de una sustancia. Es decir la fórmula sería:Riesgo toxicológico = peligrosidad x exposiciónLa peligrosidad es el conjunto de propiedades de una sustancia que, en determinadas circunstancias, la hacen capaz de causar efectos nocivos en los seres vivos. La exposición es la situación en la cual una sustancia puede ingresar a un ser vivo.El cianuro se usa como plaguicida en situaciones muy restringidas, por ejemplo para tratar depósitos o las bodegas de los barcos. Es uno de los venenos más poderosos que se conocen, es decir su peligrosidad es muy alta. Pero si se toman las medidas de seguridad adecuadas (esto es, los aplicadores usan el equipo de protección apropiado y se desaloja el lugar a tratar), la posibilidad de exposición es muy baja y entonces es también muy bajo el riesgo de que alguien se intoxique. Hasta el más peligroso de los plaguicidas puede constituir un riesgo muy bajo para las personas y otros organismos si es usado con precaución y respetando las medidas de seguridad recomendadas. 

¿Cuándo es Plaga?Una plaga es un conjunto de organismos que reducen la disponibilidad, calidad o valor de un recurso humano. Son recursos humanos: la salud y el bienestar de las personas, los bienes muebles e inmuebles; las plantas cultivadas y los animales criados como alimento, y las plantas cultivadas y los animales criados por placer.El concepto de plaga está definido desde el punto de vista de los seres humanos y depende de diversos factores. Los insectos que se alimentan de las plantas de algodón salvaje que crecen en algunas regiones del continente americano no son una plaga, pero los que se alimentan del algodón cultivado con fines económicos sí lo son.La densidad de una población de insectos determina si se trata o no de una plaga. Un puñado de langostas en un gran campo de algodón no es una plaga, pero un millón de langostas sí lo son.Para determinar si se debe aplicar o no una medida de control, se ha definido el "umbral de daño económico".Cuando el tamaño de la población de insectos está por encima del umbral de daño económico, se recomienda aplicar una medida de control, porque el daño que produce esa cantidad de insectos es mayor que el costo de la medida de control. El objetivo de la medida de control es reducir el tamaño de la población por debajo del umbral de daño económico.Cuando eso ocurre, el daño que producen los insectos es mejor que el costo de la medida de control y por lo tanto no se justifica aplicarla.Controlar a una plaga significa reducir el tamaño de su población por debajo del umbral de daño económico. 

Creados para matarLos plaguicidas son sustancias o mezclas de sustancias usadas para prevenir, destruir, repeler o mitigar a las plagas. El sufijo "cida" proviene del latín y significa que mata.Así surgieron palabras como insecticida, herbicida, alguicida, pediculicida, fungicida, molusquicida y otras, cuya primera parte indica la plaga en cuestión. Otras palabras como larvicida, ovicida y adulticida, se refieren a distintos momentos del ciclo de vida de las plagas.Los insecticidas mas usados pertenecen a tres grupos:fosforados, cabamatos y peretroides. Son todos sintéticos y actúan sobre el sistema nervioso de los animales.Otros insecticidas forman parte del grupo de los reguladores del crecimiento de los insectos. Son sustancias que impiden que los insectos crezcan normalmente.Los principales herbicidas afectan la fotosíntesis, la respiración de células y la síntesis de aminoácidos (las unidades que constituyen las proteínas)-Los plaguicidas son sustancias tóxicas, cuyo uso está autorizado en determinadas circunstancias. Si no se cumplen las recomendaciones de uso, aumenta el riesgo para las personas y los organismos que no son "plaga", y se incrementa la contaminación ambiental. 

Mezclas de plaguicidasEs incorrecto aplicar mezclas no recomendadas de plaguicidas, porque en la gran mayoría de los casos se desconoce cuál será el resultado que, por otra parte, es muy difícil de predecir. Esto se debe a que los componentes de una mezcla pueden interactuar de distintas maneras.Aditividad: la toxicidad de la mezcla es igual a la suma de las toxicidades de sus componentes individuales.Antagonismo: la toxicidad de la mezcla es menor que la suma de las toxicidades de sus componentes individuales.Potenciación: la toxicidad de la mezcla es mayor que la suma de las toxicidades de sus componentes individuales.Sinergismo: es un caso especial de potenciación, en el que uno de los componentes no presenta acción insecticida en la dosis empleada, pero su presencia aumenta la toxicidad del otro componente.Si se aplica una mezcla y se produce un antagonismo entre sus componentes, la medida de control puede fallar, ya que la toxicidad de la mezcla será menor que la toxicidad de sus componentes por separado. Si, en cambio, se produce una potenciación, quizás la medida de control tenga un buen resultado, pero como la toxicidad de la mezcla es mayor que las toxicidades de sus componentes por separado, aumenta el riesgo para las personas y los organismos que no son plagas.El butóxido de piperonilo es un sinergista que se aplica junto con los piretoides para aumentar el efecto de estos insecticidas.No se deben aplicar mezclas no recomendadas de plaguicidas, porque sus componentes pueden interactuar en forma mas impredecible, en algunos casos aumentando el riesgo para las personas y los organismos que no son plagas. 

Insectos resistentes a los insecticidas.Una población de insectos es resistente a un insecticida cuando es capaz de tolerar dosis de esa sustancia que matarían a otros insectos de la misma especie.La resistencia a los insecticidas tiene un origen genético. Los insectos resistentes aparecen en forma espontánea en las poblaciones. Cuando se aplica un insecticida, sobreviven los individuos que son resistentes y muere una buena parte de los que no lo son. Si se sigue usando el mismo insecticida, la población tendrá cada vez más individuos resistentes y llegará un momento en que se producirá una falta de control.La selección de individuos resistentes es inevitable, pero se puede manejar, y la mejor manera de hacerlo es a través del Manejo Integrado de Plagas. Se trata de una manera de controlar a las plagas desde una perspectiva ecológica. Utiliza distintas formas de control, incluyendo los plaguicidas y, si es necesario, la inacción (es decir no aplicar medidas de control cuando no hace falta).La aparición de insectos resistentes a los insecticidas es inevitable, pero existen formas de manejarlas . 

Cómo minimizar efectos indeseablesReducir el uso (empleando estrategias racionales o alternativas)Legislar, vigilar y proteger (a las personas y a los ecosistemas)Aprender, informar (a la población) y educar (a los aplicadores, los médicos, los fabricantes y comerciantes, como a quienes toman decisiones) 

ConclusionesLa mayoría de los problemas sanitarios y ecológicos causados por los plaguicidas, se han debido a la ignorancia o irresponsabilidad de los aplicadores, a veces autodenominados profesionales.Hay que controlar las plagas, pero no todo los que se mueve y hacerlo según la necesidad real y no usando un método pre establecido que tal vez no sea el necesario en ese justo momento.No hay sustancias inofensivas, pero hay formas inofensivas y peligrosas de usarlas.


Fuente.
Por Raúl A.Alzogaray
Doctor en Ciencias Biológicas Centro de Investigaciones de Plagas e Insecticidas.
Prof universidad Nacional de San Martín
Integrante del Registro de Profesionales Independientes Especializados en Toxicología y Ecotoxicología del SENASA
Para Revista Nuestro Agro- Febrero 2011- Guia de viveros 2011

Su reparación!
Casa Central: Tte. Gral. J. D. Perón 1519 - CABA
Sucursal Palermo: Borges 2422 - CABA
* Lunes a viernes de 9 a 17 hs *